Decálogo de los derechos del bebé prematuro

Hoy se celebra el Día de la Prematuridad.

La tasa de prematuridad en el mundo ha ido en aumento en los últimos años, los avances tecnológicos y la mejora en la asistencia obstétrica/neonatal han aumentado la supervivencia de estos bebés, pese a ello, el parto prematuro es la primera causa de muerte neonatal, manteniendo una alta tasa de morbilidad y discapacidad.

Las causas de la prematuridad no son siempre claras aunque se conocen factores de riesgo que pueden provocarla como: historia previa de nacimiento prematuro, bajo peso, obesidad, diabetes, hipertensión materna, tabaco, infecciones, edad materna (menores de 17 o mayores de 40), genética, embarazo múltiple (gemelos, trillizos o mayor), embarazos demasiado seguidos, técnicas de reproducción asistida (que aumentan el número de embarazos múltiples), polihidramnios y otras patologías fetales y factores socioeconómicos: madres solteras y sin apoyo social.

Según el Informe de Acción Global sobre Nacimientos Prematuros  de la OMS, cada año unos 15 millones de bebés en el mundo, más de uno de cada 10 nacimientos, nacen demasiado pronto. En los países más pobres, en promedio, el 12 %, en comparación con el 9 % en los países desarrollados.

Estos bebés,deben madurar fuera del útero materno, por lo que necesitan una atención profesional sanitaria individualizada  y unos cuidados especiales.

Con motivo de la celebración de la Semana del Niño Prematuro, que pretende sensibilizar a la sociedad sobre este grupo especial de nacimientos, UNICEF publicó un decálogo sobre los derechos de los niños nacidos antes de tiempo.

La información contendida en este decálogo está orientada hacia la comunicación, la comprensión y el dominio del entorno social,  sobre algunos de los principales derechos que tienen los niños y adolescentes que nacen prematuramente.

Conocer estos derechos, ayuda a los profesionales y a la sociedad a reflexionar sobre cómo es posible reclamar su cumplimiento, desde el lugar en que a cada uno nos toca actuar.

Este es el decálogo que debería cumplirse en todos los centros sanitarios que atienden a madres y recién nacidos:

1-La prematuridad se puede prevenir en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.

2-Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.

3-El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales. Cada paso en su tratamiento debe ser dado con visión de futuro.

4-Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.

5-Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna.

6-Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP).

7-Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, cuando sale del hospital, a programas especiales de seguimiento.

8-La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.

9-El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo.

10-Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

 

Tags: , , , , , ,

Related posts

Leave a Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.




*

Top