Restableciendo el vínculo

Restableciendo el vinculo

Las necesidades básicas de un recién nacido son calor, alimento y protección y el lugar que cumple todas estas expectativas es el cuerpo de su madre.

Los lazos emocionales que se establecen entre la madre y su hijo o hija se denominan vínculo afectivo y para su establecimiento se requiere contacto físico e interacción entre ambos, para ello es fundamental que permanezcan juntos desde el nacimiento y si no es así, lo ideal es que se reúnan cuanto antes.

Cuando un bebé nace enfermo o prematuro, la familia en muchos casos, además de tener que asumir que su hijo o hija puede tener comprometida su supervivencia tiene que afrontar la separación y la dificultad para tener contacto físico e interactuar con su bebé. Esto puede generar sentimientos de incompetencia, culpabilidad, miedo, pérdida de control o incapacidad.

Aunque vuestro bebé no haya estado con vosotros desde el nacimiento por ingreso en una unidad neonatal, aún estáis a tiempo de establecer y fortalecer el vínculo y son muchas las cosas que os pueden ayudar: permanecer el mayor tiempo posible con vuestros hijos o hijas, tocarlos y cogerlos, hacer canguro, sostenerlos piel con piel todo el tiempo que podáis, participar en sus cuidados, aprender a consolarlos, acompañarlos y darles contención durante los procedimientos dolorosos, amamantarlos, vestirlos con su ropita y cubrirlos con su manta, todo esto contribuirá a disminuir vuestra ansiedad, mejorará la calidad del vínculo con vuestro bebé, vuestra percepción del paso por la unidad neonatal será más satisfactoria y os sentiréis mucho más seguros en el cuidado de vuestro hijo o hija cuando os vayáis a casa.

Tags: , , , ,

Related posts

Leave a Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.




*

Top